Aprendiendo a jugar al
Poker Online como expertos

Odds y Outs

Durante nuestros inicios en el poker, es posible que nos encontremos con una multitud de términos anglosajones dirigidos a sintetizar ciertos conceptos básicos del juego. Uno de ellos es el término odds. Los Odds son, simplemente, el cálculo de probabilidad que podemos realizar para determinar cuál es la posibilidad de que logremos mejorar nuestra mano con las cartas comunitarias que se pondrán a continuación sobre la mesa.

Para que logremos entenderlo más claramente, podemos decir que para cada combinación de cartas iniciales existe un porcentaje de probabilidad que describe nuestras posibilidades de ganar, siempre teniendo en cuenta las manos del resto de la mesa y el número de jugadores. Dependiendo de la mano que nos haya tocado, se delimitan las opciones de formar una mano concreta de una manera u otra. Con este propósito existen calculadoras en internet con las que podemos analizar nuestras manos pasadas y observar cuál hubiera sido la mejor decisión.

Los outs, en cambio, son esas cartas decisivas que nos ayudan a formar la mano final: las cartas individuales que, sumándose a otras, nos permiten ganar la partida. Un buen jugador probabilístico sería capaz de calcular en un momento determinado de la partida, especialmente después del flop, cuál es la posibilidad de que las siguientes cartas que aparezcan sobre la mesa sean las que necesita para formar la mano de mayor valor posible en base a sus cartas iniciales. Esa mano a medio formar es lo que denominamos proyecto.

Por ejemplo, imaginemos que contamos con una mano inicial A-K del mismo palo. Es una gran mano que no sólo nos da la posibilidad de formar parejas de alto valor, sino que nos permite dar los dos primeros pasos en la formación de una escalera de color. Por lo tanto, si nuestro proyecto es la escalera de color, desearemos que nuestros outs sean Q-J-10 del mismo palo, y la posibilidad de que esto ocurra es lo que denominamos odds. Las probabilidades de que estas cartas aparezcan no son muy altas, pero sí lo hacen, será muy difícil para nuestros adversarios contar con una mano superior.

Es interesante llevar un registro de todas las manos que jugamos hasta el final, incluso si aún lo estamos haciendo con dinero ficticio. De esta manera, podremos introducir nuestros resultados en calculadoras de probabilidad y analizar cuál hubiera sido la mejor opción, lo que nos dará una guía certera en nuestras futuras partidas. Los odds y outs son la mejor prueba de que el poker no es simple azar, como cualquier otro juego de cartas. La probabilidad matemática nos demuestra que la habilidad del juego siempre recae de forma última en el jugador, que es dueño de su propio destino sobre la mesa de juego. Las cartas tan sólo delimitan el rango de acciones que el jugador puede tomar, pero no es tan importante las cartas que nos toquen, sino como las juguemos.